Cosas que se me vienen a la cabeza

28 mar. 2010

¡Vacaciones al fin!

Estoy escribiendo desde el (mal denominado) “Fin del mundo”, Ushuaia... como son las cosas, para mí es el fin de una etapa de mi vida. Tal vez por eso estoy acá.
Después de muchos días de sufrir la muerte de mi mamá, falleció mi abuela. Nunca pudo recuperarse de la profunda depresión que le consumió los últimos años de vida. (Voy a obviar mis quejas sobre PAMI)
El dolor fue tan duro para mi abuelo, que decidió quitarse la vida al día siguiente. Tal como fue su último deseo, lo velamos junto a mi abuela y las cenizas de ambos se mezclaran con las de mi mamá en las aguas del Rio Uruguay.
Luego de haber estado un año más unos días sumido en el estrés, decidí tomarme vacaciones. Y así terminé conociendo Calafate y Ushuaia.
Estar frente a las enormes masas de hielo en el Parque Nacional Los Glaciares fue una experiencia única, sensacional, impactante. Cada centímetro es hermoso. No se puede creer que la Tierra estaba cubierta de ESO. (Y les cuento que la casa de Néstor y Cristina es horrible)
Y Ushuaia es una ciudad inimaginable para estas latitudes. Rodeada de montañas nevadas, al borde del Canal de Beagle, uno se la imagina apacible y pequeña. Es enorme y agitada (y muy fría).
Hoy estoy recuperando el pelo que se me cayó por el cansancio y la energía que perdí luego de resolver millones de quilombos. Mañana empezaré a ocuparme de cambiar algunas cosas de mi vida (y de hacerme tratar mi inaguantable dolor de estómago).
Tendré que seguir adelante, porque, como dice la historia, ESTO TAMBIEN PASARA.
Cuando tenga un ratito, voy a empezar a recorrer los blogs que suelo mirar para enterarme de las novedades. Espero que hayan extrañado mis comentarios.
Aprovecho para darles las gracias a todos los que me mandaron cariño y que siempre escriben cosas lindas en mi blog. Y un saludo para Anónimo... jajaja.

Ah, les dejo una foto de mi primer viaje en avión. Que emoción =D

9 comentarios:

  1. Así me gusta muchachito... termina una etapa llena de dolores y seguramente esos dolores estarán siempre, pero seguramente comenzará otra mejor...
    Me alegró saber de tus vacaciones, muy merecidas por cierto después de tanto estrés. Te servirán para bajar un cambio y mirar todo más tranquilamente para luego poner manos a la obra y seguir construyendo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que hayas vuelto!
    Ignoraba esta parte de tu vida, muchas fuerzas!!!

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  3. con mucha naturalidad contas todo O_O
    y es cierto..las cosas siempre pasán!
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de verdad que estés pasando tus vacaciones en ese lugar de maravilla ..Fué demasiado lo que te pasó ,tratá de seguir adelante ,hacer tu duelo ,pero seguir mirando el futuro con optimismo..Un beso grande !!

    ResponderEliminar
  5. Todo pasa... ¡Claro que sí. Y cerrar etapas ayuda en el duelo. Cuando nada se puede hacer, ese es el mejor camino.

    Supongo que este viaje va a servir para renovarte. Ojalá así sea.

    Tuve la suerte de conocer esos lugares que acabás de visitar y al estar allí, me di cuenta de que Dios existe. Por si me quedaban dudas, pisar los glaciares, sentir la paz que generan y oír el silencio me da la pauta de que es así.

    Ojalá vuelvas con las energías necesarias para encarar un nuevo año. Y de ser así, pensá que va a ser excelente para vos. Estoy segura y es lo que te deseo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. que copado!!! me diste ganas de ir...

    ResponderEliminar
  7. Hacia tiempo no pasaba por aca, espero el viaje te sirva para descansar y tomar fuerzas para continuar!

    ResponderEliminar
  8. pero poné foto de una azafata, botonazoooo

    ResponderEliminar

Por gente como vos, que no se calla, el mundo está así...